La SIDE llevó adelante durante casi dos décadas la grabación de las imágenes emitidas por la mayor parte de los canales de televisión. A través de un convenio firmado entre RTA y la AFI, se digitalizó el material que, por su especificidad, fuera de interés y valor público.