El 6 de agosto del 2000 Aníbal Ibarra asume su primer mandato como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En su primer discurso ante la legislatura, caracteriza la gestión saliente de Fernando De la Rúa y Enrique Olivera como exitosa y anuncia la puesta en marcha de un proyecto basado en la defensa de lo público. En consecuencia proclama la continuación de la obra pública (ampliación de la red de subterráneo, construcción del sistema hídrico y recuperación del espacio público), el impulso al turismo, la promoción y estímulo a las industrias culturales, la implementación de un plan de seguridad, el fortalecimiento de la educación y el desarrollo del sur de la ciudad.


Fuente:
Categorías: ,
Etiquetas: ,